Asempleo estima un aumento de los afiliados de 90.000 personas en marzo pese al coronavirus

La patronal de empresas de trabajo temporal y agencias de empleo Asempleo prevé que el número de afiliados crezca en 90.000 personas en marzo, así como una ralentización del ritmo de reducción del paro registrado del 0,7%, hasta 15.000 parados menos. Trabajo dará a conocer mañana los datos de paro y afiliación.

En un comunicado, la patronal ha dejado claro que, pese a sus estimaciones, es mucha la incertidumbre sobre el impacto de los últimos acontecimientos del coronavirus en los registros de paro y afiliación.

Por ello, ha puesto en relieve el «gran margen de error» de esta estimación, ya que es mayor que en cualquiera de las estimaciones que se han podido hacer hasta el momento por la magnitud del impacto de esta crisis.

Pero también por el criterio de clasificación administrativa que se establezca para los trabajadores afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs) y por la capacidad de la autoridad laboral para ir autorizando el aluvión de solicitudes que estima que se han presentado hasta la fecha.

No obstante, Asempleo cree que la afiliación crecerá en 90.000 personas, un 1,6% más que en marzo del año pasado, si el tratamiento de los trabajadores afectados por ERTE es similar al realizado hasta ahora, es decir, si los trabajadores siguen dados de alta en la Seguridad Social.

El balance, según explica, supone un descenso de unas 50.000 personas respecto al escenario anterior al coronavirus, cuando ya se contemplaba una ralentización del ritmo de crecimiento interanual.

Asempleo ha hecho estas estimaciones teniendo en cuenta la contratación y el incremento neto de la plantilla, que mantenía el pulso en la primera mitad de mes, en línea con lo habitual en un mes de marzo que no tiene el efecto de la Semana Santa.

Respecto a la segunda mitad del mes, se ha tenido en cuenta que, tras la declaración del estado de alarma y la aprobación de las medidas que interrumpían buena parte de las actividades económicas, se ha paralizado la contratación, cuando no extinguido los contratos temporales de muy corta duración que no han sido renovados, sobre todo en los sectores del comercio, transporte, hostelería y restauración.

Por otro lado, sobre el paro registrado, el escenario central que plantea, teniendo en cuenta el incremento de la afiliación, es que la cifra media se reduzca un 0,7% interanual, hasta los 3,2 millones de parados, lo que supondría una disminución mensual de 15.000 personas.

Según Asempleo, no espera que este registro laboral contemple un incremento «significativo de efectivos procedentes de los expedientes de regulación temporal de empleo».

LOS DEMANDANTES DE EMPLEO POR ENCIMA DE LOS 1,4 MILLONES DE PERSONAS

Donde sí que espera un importante efecto del coronavirus es en la serie temporal de demandantes de empleo. Así, afirma que si se considera la hipótesis de que en la segunda mitad de marzo el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha sido capaz de autorizar una tercera parte de las solicitudes de ERTEs presentadas, los demandantes de empleo podrían situarse por encima de los 1,4 millones de personas.

«De confirmarse esta estimación, estaríamos ante un nuevo máximo

histórico», apunta la patronal, tras recordar que en todo el 2009, el año máximo de la serie, se alcanzó la cifra de 465.000 trabajadores afectados.

Según ha resaltado, «en apenas unos días, se pueden haber registrado tres veces más que todo lo que se produjo en el peor año, en términos laborales, de la pasada crisis económica».