986 511 542
afytasesores@afytasesores.com

ELA ve un "atraco a las clases populares" el intento de eliminar el Impuesto sobre el Patrimonio y Sucesiones

El responsable de Estudios de ELA, Mikel Noval, ha calificado de "atraco a las clases populares" el intento "por parte de las Diputaciones de Álava y Bizkaia" de eliminar el Impuesto sobre el Patrimonio y el Impuesto sobre Sucesiones.


En un comunicado, Noval ha señalado que "a falta de concreciones sobre la propuesta, se constata que se trata de favorecer a quienes más tienen". "En el Impuesto sobre Patrimonio hay menos de 18.000 contribuyentes. No es nueva la intención de eliminarlo. De hecho, ya se eliminó en 2009, y se volvió a aprobar en 2012, con una normativa más laxa en Araba y en Bizkaia que en Gipuzkoa", ha recordado.


La recaudación total en Euskadi en 2018 (185 millones de euros por el Impuesto de Patrimonio o Grandes Fortunas) es similar a la de 2008 (181 millones), aunque la acumulación de riqueza de las grandes fortunas es ahora "notablemente mayor que hace 10 años". "Y si se analiza por territorios, se ve que en Gipuzkoa se recauda claramente más y en Bizkaia bastante menos que en 2008", ha indicado.


Para el dirigente sindical, es "muy grave" que se plantee eliminar estos impuestos, ya que va "directamente a favorecer a los más ricos de la sociedad, sin reparos" y porque se necesita recaudar "más, no menos". "Llama la atención con qué alegría se hacen propuestas que suponen dejar de recaudar 317 millones de euros, tres veces más que todo el presupuesto de Vivienda del Gobierno Vasco o casi todo lo que se destina a la RGI", ha dicho.


Según ha manifestado Noval, existe una relación directa entre la fiscalidad y la política presupuestaria. "El proyecto de presupuestos del Gobierno Vasco es una copia del presentado para 2019, y, por tanto, es tan neoliberal como el anterior", ha criticado.


En alusión a Podemos, ha indicado que "ninguna fuerza progresista puede justificar en base a los contenidos un cambio de posición de cara al debate presupuestario, ni es de recibo renunciar a exigir un cambio sustancial en la política fiscal para aumentar los impuestos a las rentas altas, a las empresas y al capital".